Categories Ensayo "ex-press", Lecturas, Poesía

El secreto de la ilusión

Un texto para desdoblarse:

Si existe un secreto de la ilusión, es tomar al mundo por el mundo y no por su modelo. Es devolver al mundo la fuerza formal de la ilusión, lo cual es lo mismo que volver a ser, de manera inmanente «cosa entre las cosas».



Baudrillard, Jean – El crimen perfecto

Chuang-Se y Huei-Se se paseaban por un dique del rio Hao. Chuang-Se dijo:

  • ¡Mira con que facilidad se pasean los Gobios! son la alegría de los peces.
  • Tu no eres un pez -Dijo Huei-Se- ¿Cómo sabes lo que es la alegría de los peces?
  • Tu no eres yo, replicó Chuang-Se. ¿Cómo sabes que no se lo que es la alegría de los peces?
  • Yo no soy tu -Dijo Huei-Se- y seguramente no sé lo que sabes o no, pero seguramente no eres un pez, es muy evidente que no sabes lo que es la alegría de los peces.
    -Volvamos -dijo Chuang-Se- a nuestra primer pregunta; me haz preguntado ¿Cómo sabes lo que es la alegría de los peces?. Tu sabías lo que yo sabía, ya que me haz preguntado cómo lo sabía. Lo sé porque estoy a la orilla del río Hao.

Zhuangzi (369-286 A.C.) y Huizi (también llamado Hui-Tzu, 370-310 A.C.) son los dos más grandes filósofos de la época de los Reinos Combatientes. Provenientes de escuelas diferentes, taoísta el primero, xing-ming el segundo (xing-ming: escuela de los nombres, entre el sofismo y el nominalismo), estos dos amigos dialogaron sobre las grandes cuestiones de la filosofía. (N. del A). Chuang-Tzu es la transcripción tradicional más habitual del nombre en España, y El sueño de la mariposa, su texto más conocido y citado. En español, hay una edición reciente de su obra, Los capítulos interiores de Zhuang Zi. Ed. Trotta, Madrid, 1998.(N. del T).


Fotografía> Jun Vela

Share

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *